Es la etapa más introspectriva del viaje, hacemos reuniones, charlamos de temas espirituales, y cada uno desde su silencio libremente descubre los diferentes lugares alrededor de Arunachala.

Gracias al legado de Ramana Maharshi, es un lugar estupendo para adendrarse en el conocimiento del ser y en la vertiente filosofica hindu llamada advaita vedanta, el camino del jnana yoga, de la comprension de la realidad de uno mismo.

Tiruvannamalai 2006


Grupo en los jardines del precioso Hotel en el que estamos cada año, en las faldas de la montaña Arunachala Shiva! en Tiruvannamalai.